5 antecedentes de la novela de ciencia-ficción

 Antecedentes de la novela de ciencia-ficción

La novela de ciencia ficción es, en sí misma, difícil de definir. Para algunos autores su naturaleza radica en el carácter fantástico e imposible de la trama, pero para otros la originalidad de este género se basa en la influencia de la ciencia y la tecnología sobre el argumento. En cualquier caso, hay un cierto consenso en aceptar que las novelas de ciencia ficción son aquellas en las que se representan acciones imposibles de dar en el mundo que conocemos y bajo las condiciones físicas y tecnológicas imperantes.

Pero esta controversia no comienza con la definición de este género, sino con su propio origen. Como es lógico, según nos inclinemos sobre una de las definiciones posibles (el carácter imaginativo de la trama) o sobre la otra (el carácter científico–tecnológico del argumento), unas obras estarán incluidas como precursoras de la ciencia–ficción y otras excluidas. Para esta colección me he inclinado por el carácter científico–tecnológico de dichas novelas, pero incluyendo en este apartado el ocultismo y la alquimia:

1) Somnium: Escrita por Johannes Kepler en 1608. Duracotus, un joven finlandés, será capaz de viajar a la Luna junto a su madre Fiolxhilda. Es considerada por muchos autores como la primera novela de ciencia–ficción de la historia. Como triste anécdota, comentar que el argumento fue usado para acusar de brujería a la madre de Johannes, debido a que en la novela madre e hijo realizaban su viaje gracias a un conjuro mágico.

Somnium
Somnium

2) Las aventuras del Barón de Münchhausen: escrito por Rudolf Erich Raspe basándose en las fantasiosas historias que contaba un noble alemán de la época. Entre las hazañas increíbles que el Barón de Münchhausen era capaz de hacer se incluye viajar a la Luna y al Infierno. Su obra gozó de tanta popularidad en su época que tras esta primera obra comenzaron a circular por toda Europa nuevas ediciones en las que se añadían nuevas historias que no había escrito el propio Raspe.

Las aventuras del Baron de Munchhausen
Las aventuras del Baron de Münchhausen

3) Frankenstein: Escrita por Mary Shelley en 1818. Influida en gran forma por la novela gótica, género imperante en ese siglo, en esta obra se coloca por primera vez a la ciencia como protagonista, sacando a relucir el debate sobre la ética de los experimentos científicos. La novela narra cómo el joven estudiante de medicina suizo Víctor Frankenstein crea un hombre a partir de restos de cadáveres, creando un monstruoso ser con vida y sentimientos.

Frankenstein
Frankenstein

4) Cinco semanas en globo: Primera novela de Julio Verne, que a la postre se convertiría en uno de los estandartes del género de ciencia–ficción, en 1863. En ella ya se encuentran los rasgos más característicos de la obra de Verne, tanto en sus descripciones como en los giros de la trama. El doctor británico Samuel Fergusson decide cruzar África en globo, dando pie a una novela llena de aventuras y de ricas descripciones geográficas e históricas. Como será una constante en el resto de su literatura, Verne apoya el eje de su novela en un invento sorprendente capaz de atraer al lector, en este caso el precursor del moderno globo aerostático.

cinco_semanas_en_globo

5) El Golem: Escrita por Gustav Meyrink en 1915. En una atmósfera oscura y nebulosa, en la que la doble personalidad del protagonista enmascara la narración, conocemos unos misteriosos sucesos en el gueto judío de Praga. En las calles circula la leyenda de que ciertas noches vaga en la oscuridad el Golem, una figura de arcilla que cobró vida y provoca tremendas catástrofes. La obra plantea el dilema ético de la sociedad, que crea autómatas destinados a realizar tareas involuntarias.

El Golem
El Golem

Deja un comentario